El Proyecto “BRIDGES – Broadening positive Reflections on the Issue of Disability, Generating Empowerment for Stakeholders” – está financiado por la Comisión Europea mediante los fondos de educación y formación ERASMUS+, en la línea de acción 2 (KA2) – Cooperación para la innovación e intercambio de buenas prácticas (Alianza Estratégica para la Educación de Adultos), cuyo número de referencia es 2019-1-PT01-KA204-061388.

BRIDGES – Ampliando las reflexiones positivas sobre la cuestión de la discapacidad, generando empoderamiento en los implicados – apoya, desde un enfoque holístico e integrado y mediante productos verdaderamente innovadores, el desarrollo de capacidades de aquellos individuos relacionados con la discapacidad en la sociedad; los miembros discapacitados de nuestra sociedad tienen derecho a disfrutar de una vida plena cuyas condiciones garanticen su dignidad, la promoción de su autosuficiencia y su participación activa en su comunidad, y es responsabilidad del entorno familiar, proveedores y profesionales de la formación, junto con la reflexión social y las partes interesadas -en general-  garantizar que las personas con discapacidad disfruten de las mismas oportunidades y potencialidades.

En la Unión Europea, el número estimado de personas con discapacidad es alrededor de 80 millones de personas, las cuales experimentan barreras para su integración y poseen necesidades específicas de asistencia, un estado de salud complicado, limitaciones funcionales en sus actividades, acceso limitado a la educación y a la formación, bajas oportunidades laborales, perfiles de empleo poco exitosos, pobreza y desigualdad de ingresos o dificultades financieras y de vivienda. A todo lo anterior hay que sumarle el hecho de la falta de información adecuada y conciencia a nivel social, lo que hace imprescindible promover la reflexión sobre la discapacidad y la integración de estas personas mediante acciones e iniciativas específicas que acerquen a la sociedad y sus líneas de acción a la integración y calidad de vida de personas con discapacidad.

En consecuencia, lo que las investigaciones muestran es que más allá de la reflexión positiva y la “eliminación” de prácticas exclusivas o discriminatorias que estas personas afrontan o experimentan, lo que más valor tiene para ellos es su acceso al derecho a ser empleado o a recibir tantas oportunidades laborales como sea posible; la falta de participación en el lugar de trabajo puede colocar a las personas con discapacidad a un alto riesgo de pobreza y un bajo nivel de calidad de vida. Por el contrario, la facilitación de servicios relativos o formación de personal específico como “puentes” entre la discapacidad, la sociedad y los empleadores del mercado laboral pueden dar lugar a resultados positivos de integración.

En el contexto anterior, es primordial la implementación de acciones efectivas y eficientes para la participación en la sociedad de personas con discapacidad, mediante el reclutamiento y refuerzo de apoyos específicos: Estas personas asumirían el papel de hacer de puente entre las personas con discapacidad y la sociedad, apoyándolas en la activación laboral y mentorización de su empleabilidad, actuando a través de los canales apropiados. Por esto, en el proyecto BRIDGES, los grupos objetivos serán empleados públicos y representantes de servicios públicos, miembros de ONG´s y OSC´s y también del entorno familiar de estos usuarios, siendo formados para apoyar a personas con discapacidad en los procesos de empleabilidad y procedimientos de integración.